INÉDITO: Accidente de Michael Jackson en 1984

video


La revista US Weekly ha difundido un vídeo inédito de Michael Jackson en que se ve cómo se quema parte del cabello del artista durante un rodaje publicitario en 1984. Este siniestro es, al parecer, el origen de su adicción a los calmantes.

El rey del pop estaba grabando un espot promocional de Pepsi Cola en Los Ángeles el 27 de enero de 1984 cuando sufrió un accidente causado por fuegos artificiales que le afectaron al cabello y a diversas zonas de la cabeza. "Él nunca más volvió a ser el mismo tras el accidente", explica la revista en un artículo que acompaña al vídeo difundido en exclusiva.

El cantante murió el pasado 25 de junio a causa de una crisis cardíaca. Hace 25 años, el artista estaba en la cumbre de su carrera tras el éxito del álbum Thriller. Fruto de aquel buen momento, la marca de refrescos le eligió para ser su imagen en el mundo y organizó la grabación de esta promoción con sus hermanos en el auditorio Los Ángeles Shrine, ante varios miles de fans.

La fatalidad, en la sexta toma

Aunque las fotografías del accidente ya se habían difundido, es la primera vez que se hace público un vídeo de la escena en que se produjo el siniestro. En el rodaje, la primera prueba parece ser buena, pero el realizador pide realizar nuevas, a pesar de todo. En la sexta toma, se produce el accidente.

El vídeo muestra a Jackson actuando ante el público bajo una hilera de proyectores cuando los fuegos artificiales estallan en torno a él. El cantante comienza entonces a bailar descendiendo por las escaleras, sin darse cuenta de que su cabello y su cabeza están ardiendo.

Desalojo en ambulancia

Las llamas se detienen cuando Jackson se pone a bailar girando sobre sí mismo, uno de sus pases de baile más conocidos. Los vigilantes encargado de asistirle en caso de accidente, le auxilian en pocos instantes. Su hermano Jermaine también se acerca para preocuparse por su estado. Cuando el cantante se reincorpora, se aprecia claramente que su cabello ha quedado afectado por el fuego.

Las imágenes muestran al malogrado artista en el desalojo en ambulancia, con vendajes sobre la cabeza, pero sin perder los genuinos guantes blancos con lentejuelas plateadas, una de sus inequívocas señales de identidad.


http://www.elperiodico.com

DEJANOS TU COMENTARIO